¿Qué cambios produce el estrés en el cuerpo? ¿Cómo puedo mejorar ante el estrés?

El estrés es algo que forma parte de nuestras vidas. A través de la asignatura Fundamentos Sociológicos, pudimos impartir un seminario sobre el estrés a corto plazo y crónico, y cómo este influía al atleta y cómo a una persona cualquiera de nuestro entorno.

 

Tal y como se puede ver en este documental, el estrés crónico provoca unas alteraciones metabólicas y físicas que nos acarrean unas consecuencias que pueden llegar a ser muy graves. La muerte prematura de un individuo puede estar íntimamente relacionada con enfermedades graves provocadas a su vez por una situación de estrés crónico o constante. Miles de deportistas han dejado sus carreras causa del estrés al que se han visto sometidos, a veces por situaciones externas (muerte de un ser querido, problemas económicos, etc…).

Existe otro tipo de estrés que nos puede activar físicamente. El estrés que se genera ante una situación de riesgo inesperada (estrés a corto plazo) o FASE INICIAL, provoca que nuestro cuerpo pueda llegar a dar el 100% en casi todos los aspectos físicos gracias a la gran cantidad de adrenalina que segregamos como mecanismo automático ante tal situación.

El estrés crónico es una situación en la que el cuerpo comienza a fallar. Normalmente es provocado por situaciones inestables familiares o laborales. El cortisol y otras hormonas que generamos ante tales situaciones provoca que nuestra masa muscular se vea reducida y nuestra capacidad areóbica y cardiovascular a su vez también. En este gráfico podemos observar algunas consecuencias a las que nos puede llevar el estrés crónico:

¿Cómo sabemos si vivimos estresados? ¿Qué podemos hacer ante este tipo de situaciones?

  1. Comprobar si padecemos algún síntoma de la tabla que se nos manifieste de FORMA CONSTANTE en nuestro día a día.
  2. Acudir en su caso a un especialista (psicólogo).
  3. No dejar de entrenar con regularidad o, en su defecto, acudir al gimnasio. El ejercicio físico es la mejor terapia ante el estrés.
  4. Dar una mayor intensidad a nuestros entrenamientos y aumentar cargas en musculación. Aumentará nuestra testosterona y contrarrestaremos la hormona catabólica que provoca pérdida de masa muscular.
Anuncios

Comenta aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s