Entrenamiento de fuerza en ayunas

El entrenamiento aeróbico en ayunas es muy popular y llega a estar avalado por varios estudios a lo largo de estos últimos años, que han confirmado que es una manera más de perder grasa a corto-medio plazo.

Sin embargo, tenemos también un grupo de personas que van en ayunas a entrenar al gimnasio, haciendo series de fuerza y repeticiones de altas cargas e, incluso, de fallo muscular. Según hemos podido comprobar por últimas referencias, lo que se sospechaba se confirma: El rendimiento en el entrenamiento de fuerza se reduce considerablemente si nuestro organismo está en ayunas. Además del tema psicológico (el no haber desayunado o ingerido muchos líquidos), tendríamos el argumento principal: El glucógeno es insuficiente para generar la energía suficiente como para levantar esas grandes cargas.

Entre lo que habría que destacar, también, encontraríamos que los carbohidratos son a su vez fundamentales para el rendimiento en el primer tramo del día, especialmente si el entrenamiento se produce en esta franja de la jornada.

Anuncios

Entrenamiento en ayunas y Alta Intensidad

El entrenamiento en ayunas es un recurso muy utilizado en usuarios fitness y entre atletas. Realmente se ha podido confirmar que tiene ciertos efectos fisiológicos beneficiosos a corto plazo a la hora de perder grasa, pero tampoco se ha llegado a confirmar cómo afecta en el rendimiento del deportista.

Según esta entrada del blog de L.Chicharro, el entrenamiento en ayunas puede ser perjudicial a la hora de entrenar en la modalidad interválica de esprint, pero sería beneficioso a la hora de mejorar la resistencia aeróbica, es decir, una persona que haya pasado una noche sin alimentarse y que solo ingiera agua durante el entreno de la mañana siguiente, no vería afectada su resistencia en carrera continua o cardio lineal, sino que la mejoraría.

La pregunta que nos podríamos hacer ahora es, ¿Y si cambiamos el entrenamiento anaeróbico de Esprint por un HIIT o un HIFT?, pues, pese a no estar confirmado de forma oficial, al tratarse de un entrenamiento anaeróbico también de muy alta intensidad, probablemente obtendríamos resultados similares, por lo que disminuiría nuestro rendimiento en ese tipo de ejercicio.