¿Cuáles son los deportes más lesivos?

fitmlglesv

Muchos deportistas a nivel profesional o aficionado se preguntan si su deporte es el más duro, el más intenso o el más fuerte. Según el tipo de deporte, pueden provocar un mayor o menor índice de lesión. En esta entrada sólo hablaremos de deportes de equipo, por lo que no contaremos con deportes de contacto como son la lucha y todas sus modalidades.

RUGBY
Uno de los más famosos deportes de contacto. Universalmente conocido por el torneo 6 Naciones, se trata de un deporte que nació junto al fútbol, muy similar incluso a éste, pero muy diferente a la vez. Si en el fútbol vemos juego exclusivamente con las piernas, en el rugby podemos verlo con las manos y pies. Las contusiones son las lesiones más típicas en el rugby. A nivel articular no se sufre tanto como en el fútbol en las extremidades inferiores, pero sí en las superiores. Aunque parezca mentira, existe un índice mayor de lesion grave en futbolistas que en jugadores de rugby.

FUTBOL
El deporte “Rey”, posiblemente el más practicado a nivel mundial, es un deporte con un alto porcentaje de deportistas lesionados. Lo peor del fútbol a nivel articular tiene lugar en las rodillas, muchos futbolistas comentan que es como la “muerte” de su carrera, especialmente si el ligamento cruzado se ha visto roto en algún momento de su trayectoria. Los giros, cambios de ritmo e impacto son los causantes de tantos males de rodillas. Los arranques, controles fuera del ROM y golpeos exagerados provocan graves lesiones en bíceps femoral, zona más afectada de los futbolistas. El fútbol sala es una historia similar y si cabe más complicada ya que el suelo es parqué y, aunque no es especialmente igual de desequilibrante que el césped, causa un impacto mucho mayor sobre las articulaciones.

BALONMANO
Si añadimos al fútbol sala un deporte que, además de practicarse en una cancha similar hace uso de numerosos saltos y golpeos usando el hombro como articulación principal, tendremos el balonmano. Cierto es que la rodilla no sufre tanto como en los deportes anteriores, pero tenemos que tener en cuenta de que ésta es la articulación más segura y compleja del cuerpo. Los hombros se pueden luxar con un movimiento fuera del rango de motricidad articular y los lanzamientos de balón a tal velocidad con la mano compromete muchísimo esta articulación.

VOLLEYBALL
Deporte de saltos continuos y superficie inestable (si hablamos de la modalidad en arena). Puede tratarse de un deporte que aparentemente parece que no, pero necesitas de un estado de forma excepcional para practicarlo a nivel profesional. Sobre todo tenemos que entrenar mucho la propiocepción, ya que los saltos son constantes y de mucha altura. Las rodillas y los tobillos son las articulaciones que más comprometidas se ven.

BALONCESTO
Si mezclamos los giros del fútbol sala, los saltos del volley, el juego de manos del balonmano y la fuerza del rugby, nos quedará el baloncesto. A nuestro parecer, este deporte de equipo que puede conllevar un riesgo de lesión más alto, ya que se ven fuertemente comprometidas todas las articulaciones del cuerpo y se soporta mucho impacto debido a la rigidez de la pista.

Esta es una selección de deportes populares de equipo que hemos ordenado de menos a más, por lo que parece, basándonos también en artículos de Fisiología del Ejercicio, podemos dejar claro que el baloncesto es el deporte o uno de los deportes que provocan un mayor número de lesionados cada temporada. El entrenamiento debe ser funcional, trabajando cada rango de motricidad articular y la flexibilidad casi a diario.

 

Anuncios

¿Por qué hay inflamación?

Cuando se produce una rotura muscular o lesión aguda, el cuerpo trata de curarse, ¿Cómo?, a través de la inflamación. De hecho, todo el mundo cree que esto es malo, pero la produce el propio cuerpo para la curación de la lesión.

Existe una medicación moduladora de la inflamación, es decir, no reduce la inflamación, sino que la regula poco a poco. En una inflamación van las células reparadoras. 5 SIGNOS: Tumor, rubor, calor, dolor, etc.

Tres fases de una lesión, durante el proceso inflamatorio:

Fase inflamatoria: predomina el sangrado (edema). La producción celular también está presente con células reparadoras que limpian el tejido dañado o muerto. Crean la base para hacer el tejido nuevo. Hay que controlar, pero nunca eliminar. El reposo ha de ser relativo, es decir, donde está la lesión muscular ha de permanecer inmóvil. Dura de 1 a 3 días.

Fase ploriferativa. Se forma la red de células de colágeno y fibras musculares nuevas. El objetivo es una correcta alineación del tejido nuevo. La red de tejido conjuntivo se crea y se va “rellenando” de tejido muscular, la movilidad del músculo es limitada, pero a partir del tercer día el músculo ha de moverse con movimientos excéntricos y concéntricos, para que las células nuevas se “coloquen” en la dirección que deben colocarse, ya que de lo contrario, lo que provoca es que el músculo no sea 100% funcional y que provoque un mayor riesgo de lesión. Esta fase es casi siempre igual en casi todas las lesiones. A la mala colocación de fibras se le llama fibrosis, forman un callo de tejido duro y el tratamiento es romper para crear nuevas fibras en el lugar correcto. Hasta 6-8 semanas.

Fase remodelativa. Se fortalece el tejido muscular y conjuntivo. Con la hipertrofia se puede fortalecer, pero básicamente se trata de cargas de fuerza progresivas. Hasta 6-12 meses.

Agujetas y otras lesiones

AGUJETAS (DOMS). Síndrome doloroso muscular de aparición tardía (conocido popularmente como “agujetas”). Es un dolor muscular que aparece entre doce y veinticuatro horas después del ejercicio. El músculo se rompe microscópicamente. Normalmente aparece con ejercicios excéntricos de una forma mucho más habitual que con ejercicios concéntricos. A veces puede conllevar incluso una ligera inflamación, por lo que hay que darle movilidad para que el nivel de sangre se rebaje un poco.

Punto gatillo: pequeño nódulo o bulto, del tamaño de un grano de arroz, hipersensible del músculo. Es como una contractura a un nivel muy pequeño, el simple roce puede despertar dolor. Al palparlo puede producir dolor irradiado, que se extiende a otras áreas del cuerpo. El nódulo forma una tensión conocida como banda tensa (por ejemplo en la acotación de una cuerda, si pellizcas una cuerda, el resto de la cuerda se tensa aún más).

Contractura: Es un conjunto de punto gatillos y bandas tensas que provocan un cambio en el músculo visible y perceptible. Se trata de una contracción mantenida involuntaria que puede producir dolor y espasmos musculares.

¿Qué es una distensión?

La distensión muscular es un macrotaumatismo interno que se produce por una combinación de estiramiento y contracción durante la práctica deportiva. Por ejemplo, cada articulación tiene un grado óptimo de fuerza hasta cierto punto, conforme la articulación se va saliendo de ese radio, el grado de producción de fuerza de ésta es limitado, hasta el punto de que el tejido conjuntivo y el músculo crean una brecha que se produce a raíz del intento de producir fuerza en un gesto forzado, desconocido para la persona.

Se da sobre todo en músculos poliarticulares, es decir, con un trabajo multifuncional, se clasifican también según gravedad: Leve, moderada y grave.

Cuando la lesión muscular es microscópica y produce una hemorragia limitada o nula, es una lesión leve.

Cuando la rotura fibrilar es parcial y se tiene una hemorragia visible, se trata de una lesión moderada.

Cuando la rotura es completa y la hemorragia muy importante, se trata de una lesión grave.

¿Qué es una contusión?

Básicamente existen dos tipos de lesiones importantes: Contusión y distensión. Esta última la veremos más adelante, hoy trataremos la contusión, cómo se produce y qué hay que hacer cuando se padece.

Contusión es un traumatismo externo que golpea directamente al músculo. Siempre se ha conocido como “un golpe” en una zona muscular. La posibilidad de lesión vascular (hemorragia) va asociada. Existen los hematomas intermusculares, que se localizan en las zonas musculares junto a la piel y separadas del tejido conjuntivo; y los hematomas intramusculares, que son de peor diagnóstico, y consisten en el sangrado sistemático del músculo de manera interna tras el trauma. Las contusiones se pueden clasificar como leves, moderadas y graves.

Cuando la movilidad articular de la articulación que depende del músculo con la lesión es completa, se trata de un grado leve.

Cuando la movilidad es limitada debido a molestias, se trata de un grado moderado.

Cuando existe una inmovilidad completa o la articulación se encuentra gravemente comprometida, se trata de un grado grave.