OMS y carnes rojas

Buenas a todos, amigos del deporte!

A finales del año pasado hubo una pequeña invasión de pánico en la población española.

La OMS recomendó no comer carnes procesadas, ya que presumiblemente aumentaban con creces el riesgo de cáncer. Pues bien, la gente que ya sabía algo sobre la materia no se vio sorprendida (sólo hay que ver la cantidad de estabilizantes y aromatizantes que contienen muchos productos), y nos avisó con un educado “os lo advertirmos”. La verdad es que, después de unos cuantos ataques de cólera, la población dejo de comprar masivamente este tipo de productos, algo que a día de hoy, ya parece haber caído en el olvido.

Desde el punto de vista del deporte, tanto si tu objetivo es mejorar tu rendimiento, como perder peso o aumentar tu masa muscular, no deberías comer este tipo de productos (o hazlo una vez de Pascuas a Ramos):

  • Hamburguesas, sean de lo que sean.
  • Salchichas
  • Embutidos, especialmente aquellos que ya de por si contienen un alto porcentaje de grasa.
  • Alimentos que se encuentren envasados o que tengan un toque demasiado ” industrial ” yo tampoco lo recomendaría.

En resumen,  si hay que comer carne, yo recomendaría la blanca, especialmente pollo, codorniz o conejo. Las carnes rojas son de ingestión recomendable pero con menor frecuencia, ya que comprometen algo más nuestro estado general de salud a largo plazo.

 13219762_1085111921531833_1817372020_n

Anuncios

Factores que más influyen en nuestra salud

A lo largo de nuestra vida, la mayoría de cosas que hagamos, sobre todo tratándose de actividad física y nutrición, acabarán repercutiendo en nuestra salud para bien o para mal. Los tres factores que más influyen en nuestra salud son:

  1. El factor genético: nos viene dado por nacimiento. Es el que determinará si seremos más propensos a padecer alguna enfermedad, ser mejores en determinado deporte o si tendremos unas fibras musculares y fisionomía que nos proporcione un mejor rendimiento deportivo. No es modificable.
  2. El factor epigenético. Se puede conocer también como factor ambiental. No todos los genes pueden modificarse según el entorno, pero sí es posible ver modificaciones en muchos de ellos. Si una persona vive a 2000m de altitud, su VO2max puede verse modificado, y, por tanto, su asimilación del oxígeno en sangre. Sí es modificable.
  3. Nuestra conducta. Puede tratarse del más importante. Somos lo que comemos, lo que hacemos y cómo lo hacemos. Fumar, beber, ser sedentarios, alimentarnos con exceso de calorías… todo ello repercute para mal en nuestra salud y depende exclusivamente de nosotros mismos cambiarlo y tener un menor riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular, entre otras.

Guillermo Redoli
http://www.retogym.com
http://www.fitmlg.com