Enfriamiento externo e interno vs ejercicio en ambiente caluroso

inmersion hielo retogymBN

El enfriamiento e inmersión del cuerpo en agua fría genera como beneficio una respuesta fisiológica contra el estrés muscular y la fatiga, además de forma prácticamente inmediata.

Pero, ¿qué ocurre en caso de, además de sumergirnos en agua helada, también ingerimos algún producto o líquido frío? Según este estudio (Nakamura y col, 2020; J Therm Biol 89: 102530; doi: 10.1016/j.jtherbio.2020.102530) y publicado recientemente en el blog de Fisiología del Ejercicio, el hecho de combinar un enfriamiento interno y externo potenciaría nuestro rendimiento en situaciones de calor y calor extremo, aunque cada modalidad deportiva debería aportar su protocolo propio.

Estaríamos hablando de que PREVIAMENTE haríamos una inmersión en agua fría de una parte de nuestro cuerpo que no sea activa en el ejercicio o deporte en el que vayamos a trabajar, además de la ingestión de un cuerpo o líquido a -1ºC.