OMS y carnes rojas

Buenas a todos, amigos del deporte!

A finales del año pasado hubo una pequeña invasión de pánico en la población española.

La OMS recomendó no comer carnes procesadas, ya que presumiblemente aumentaban con creces el riesgo de cáncer. Pues bien, la gente que ya sabía algo sobre la materia no se vio sorprendida (sólo hay que ver la cantidad de estabilizantes y aromatizantes que contienen muchos productos), y nos avisó con un educado “os lo advertirmos”. La verdad es que, después de unos cuantos ataques de cólera, la población dejo de comprar masivamente este tipo de productos, algo que a día de hoy, ya parece haber caído en el olvido.

Desde el punto de vista del deporte, tanto si tu objetivo es mejorar tu rendimiento, como perder peso o aumentar tu masa muscular, no deberías comer este tipo de productos (o hazlo una vez de Pascuas a Ramos):

  • Hamburguesas, sean de lo que sean.
  • Salchichas
  • Embutidos, especialmente aquellos que ya de por si contienen un alto porcentaje de grasa.
  • Alimentos que se encuentren envasados o que tengan un toque demasiado ” industrial ” yo tampoco lo recomendaría.

En resumen,  si hay que comer carne, yo recomendaría la blanca, especialmente pollo, codorniz o conejo. Las carnes rojas son de ingestión recomendable pero con menor frecuencia, ya que comprometen algo más nuestro estado general de salud a largo plazo.

 13219762_1085111921531833_1817372020_n

Anuncios

Fuentes nutricionales del deportista

Las más importantes son:

Agua. Es la que depura, nos hidrata y nos mantiene vivos. Como muchos saben, cada ser humano posee un porcentaje de agua muy alto en nuestro cuerpo, y una desviación de un 2% de deshidratación durante el ejercicio ya puede comprometer nuestro estado físico para la práctica deportiva.

Macronutrientes. Los conocidos popularmente como Carbohidratos, Proteínas y Grasas. Básicamente son los que acaban formando la glucosa que procesaremos a través del ciclo de Krebs para mantenernos vitales y conseguir practicar actividad física. Sin ellos, nunca sobreviviríamos, son imprescindibles, al igual que el líquido elemento.

Micronutrientes. Se trata de todo el conjunto de nutrientes de un carácter significativo, pero cuya ingesta no supone una cantidad importante como los macronutrientes. Entre ellos están el ZMA, zinc, magnesio, vitamina B6, etc.

Otros. La famosa suplementación deportiva puede acompañar a una dieta equilibrada y, según se ha demostrado científicamente, algunos de los elementos de este gran bloque nos proporciona una mejora del rendimiento deportivo. La cafeína, creatina u otros pueden ayudar según edad, sexo, deporte y muchos factores.